Atencion al cliente
+34 952 66 50 55

¿CUANDO ES UN DELITO CONDUCIR BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL? Volver al Blog

14/11/2017

¿CUANDO ES UN DELITO CONDUCIR BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL?

La conducción de vehículos a motor o ciclomotores con un nivel de alcohol superior al permitido puede suponer bien la imposición de una multa por una infracción administrativa o bien la comisión de un delito penal que lleva aparejada la tramitación de un proceso penal. No es baladí la diferencia pues las consecuencias de una o otra son distintas.

En ambos casos la base de estas infracciones es la tasa de alcoholemia del conductor que es la concentración de alcohol en aire respirado o en sangre. Esta tasa no es fija ya que evoluciona según nuestro organismo va dirigiendo el alcohol consumido, de modo que la máxima concentración en sangre se alcanza entre los 30 y los 90 minutos después de haberlo ingerido.

¿CUANDO ES UN DELITO?

Independientemente de si se ha producido un accidente o un peligro para los bienes o las personas, el art. 379 del Código Penal castiga con pena de prisión de 3 a 6 meses o con multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, al conductor de un vehículo de motor o ciclomotor si lo hiciera con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro. Además esta pena conlleva la de privación del derecho a conducir por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

Si como consecuencia de la conducción bajo los efectos del alcohol se produjera un accidente que ocasione lesiones, un homicidio involuntario u otros hechos, el conductor deberá de hacer frente además  al concurso de penas previstas para el caso concreto.

¿CUANDO SUPONE UNA INFRACCIÓN ADMINISTRATIVA?

Si no se llegaran a esos límites, es decir, si del test de alcoholemia se resultase una tasa de alcohol en sangre inferior a 1,20 gr./l. o en aire superior a 0,60 gr./l., se podría estar cometiendo una infracción administrativa muy grave sancionada con una multa de hasta 601,01€ y suspensión del permiso de conducir de 3 a 6 meses. Las tasas máximas de alcohol permitidas en la Ley de Seguridad Vial para conducir son:

CONDUCTORES            LIMITE EN SANGRE       LIMITE EN AIRE ESPIRADO
GENERAL                        0,5 GR./L                        0,25 GR./L
PROFESIONALES           0,3 GR./L                        0,25 GR./L
NOVELES                         0,3 GR./L                        0,15 GR./L
 

¿Y SI ME NIEGO A HACER LA PRUEBA?


La negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia conllevan en todo caso la comisión de un delito penado con prisión de 6 meses a 1 año y privación del derecho a conducir de 1 a 4 años.

De modo que resulta trascendental acudir a un profesional experto en la materia que solvente con garantías la defensa de sus intereses cuando te ves en una situación como esta.


Mª del Carmen Flores Calmaestra
Abogada