Atencion al cliente
+34 952 66 50 55

APLAZAMIENTO DE DEUDAS CON SEGURIDAD SOCIAL Volver al Blog

26/04/2016

El impago de las deudas con la Seguridad Social siempre supone un recargo en el importe a abonar originariamente y además puede llevar consigo el embargo de bienes y cuentas del empresario si entran en período ejecutivo y no se han liquidado.

Para evitar estas situaciones, la normativa contempla la posibilidad de aplazar las deudas.

Como hemos mencionado anteriormente, el impago de las cuotas de Seguridad Social en el período establecido, provoca un recargo del 20 % sobre las mismas, aunque el retraso solo sea de un día. 
Cuando la administración detecta el impago de las cuotas, envía una reclamación de pago detallando que, si no se liquida el importe adeudado en un plazo máximo de 15 días, se dará inicio a la vía ejecutiva, que puede acabar con el embargo de los bienes. 

Antes de que esto ocurra, debemos considerar la posibilidad de solicitar un calendario de pagos.
Se puede solicitar el aplazamiento de las deudas con la Seguridad Social que sean objeto de gestión recaudatoria, como cuotas de autónomo, cuotas de seguros sociales, recargos o sanciones, siempre y cuando su cuantía supere el doble del Salario Mínimo Interprofesional. 

Sin embargo, hay dos tipos de cuota que la administración considera inaplazables: los importes que cubren los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales, y las aportaciones de los trabajadores por cuenta ajena.
Según esto, para poder formalizar el aplazamiento primero se tendrá que pagar una parte del importe adeudado.
Para realizar el aplazamiento se tienen en cuenta todas las deudas y se incluyen los recargos e intereses generados hasta el momento del aplazamiento. El mismo aplazamiento conlleva el pago de unos intereses (el interés legal del dinero, del 3%) que serán actualizados anualmente si el aplazamiento cambia de ejercicio.
Una vez concedido el aplazamiento, mensualmente habrá que pagar la cuota resultante y además cumplir con los pagos del mes corriente.

Cuando durante el aplazamiento se incumple con el calendario de pago o se genera más deuda, la Seguridad Social puede exigir el pago íntegro de la misma. Si consideramos que se puede incumplir con el aplazamiento, existe la posibilidad de pedir una renegociación.
Otra cuestión importante es la posibilidad de solicitar un aplazamiento de la cuota antes de que se produzca el impago y así evitar el 20 % de recargo.

Por tanto, es interesante considerar el aplazamiento como una opción a tener en cuenta para poder satisfacer las deudas con la Seguridad Social de una forma más cómoda y evitar así la traba de los bienes del empresario, tales como bienes inmuebles y cuentas bancarias.


Gema Ortigosa.

Graduado Social.